鎧を守るスキンケア

EnhoraBuena! has comprado un producto de cuero de primera Calidad y 100% realizado a mano, Ahora te toca cuidarlo para tenerlo siempre hermoso.

Este post, está dedicado a intentar explicar los cuidados y mantenimiento que se le puede hacer a las piezas adquiridas de piel natural de vaca de curtición vegetal, que es la base de nuestro trabajo en la Forja de Prometeo.

Para otro tipo de pieles, acudir a un sitio especializado. Cada tipo de piel tiene su particularidad(porosidad, acabado etc…). Como consejo, si no tienes seguridad del tipo de cuero que tienes entre manos, acude a un zapatero o lavandería profesional para que te puedan aconsejar.

Lo primero que quiero que veas es Lo que NO debes NUNCA hacer :

  • EVITAR que estén expuestos al sol o luz directa del sol durante mucho tiempo
  • No dejar cerca de puntos de calor como radiadores, calefaccion, chimenea… (pensando en sofás, sillones, butacas.) , porque se deshidratan y pueden cuartearse si no están bien protegidos.
  • NUNCA lavarlos de forma tradicional empapándolos en agua, ya que el cuero en contacto con el agua se estropea y pierde todas sus propiedades de acabado.
  • NUNCA usar toallitas de bebé o que contengan sustancias alcalinas
  • Por supuesto, NO USAR lejías, amoniacos y ese tipo de productos químicos y agresivos
  • No apliques perfumes directamente sobre tus prendas de cuero, porque puedes provocar manchas irreversibles, a la hora de limpiar cazadora de piel, o corpiño.

unos TIPS para el mantenimiento General del cuero:

  • Quitar el polvo con frecuencia con una gamuza o plumero.
  • Almacena las piezas usando maniquies o rellenos para que no pierdan la forma.
  • Almacena tus piezas en lugar fresco y seco.

Para Limpiar el cuero:

  • Como siempre, comienza sacando el polvo con un paño de algodón seco.
  • Limpiarlos ligeramente(sin exceso de agua) con un paño húmedo y si tiene manchas impregnar el paño con unas gotas de jabón que además sea de PH neutro.
  • Dejar secar al aire, en un lugar fresco y seco.

Para Hidratar y Nutrir la pieza de cuero:

  • Antes de utilizar una crema, conviene pasar un trapo para eliminar los restos de polvo y suciedad, aplicando posteriormente Grasa de Caballo o crema hidratante sobre un una bayeta o trapo limpio con el que aplicar sobre la pieza de cuero.
  • Frotar suavemente hasta que la pieza absorva el producto parcialmente.

Para dar Brillo a tu pieza de cuero:

  • Comienza sacando el polvo con un paño de algodón seco.
  • Aplica betún incoloro brillo para cuero normal o grasa de caballo para cuero graso.
  • Puedes darle brillo con un cepillo suave al terminar la limpieza.
  • Para el cuero metalizado se debe tener en cuenta que la fricción puede desgastar su brillo. Te aconsejamos cuidarlos con silicona multi-uso que es más suave que el betún (siempre incoloro) y más recomendable para los cueros de este tipo.

Si la pieza de cuero se moja:

  • Lo primero y mas importante es Actuar al instante, La mayoría de cueros absorben líquidos, y por esta razón, hay que tratar de limpiar la prenda de manera inmediata.
  • Si la pieza se moja en su totalidad, quitar el exceso de agua que pueda haber con una esponja, o papel absorbente sin frotar para no extender y dejar secar en lugar cerrado y seco.(nunca al sol)
  • En caso de que se moje parcialmente, humedecer por completo para evitar las marcas producidas por el agua y dejar secar en lugar cerrado y seco.
  • Luego de este proceso hidrata el cuero(ver instrucciones arriba).
    **Muy importante es no aplicar calor tal como un secador o dejar al sol. Esto provoca el endurecimiento del cuero.

Quitar el mal olor
Una forma muy sencilla de quitar el olor a cuero es utilizando café. Es importante que sean granos de café y no café molido, ya que de lo contrario podríamos correr el riesgo de manchar el artículo de cuero o que el café molido se quedase en más o menos medida impregnado en el objeto. Para quitar el olor a cuero con café, deberemos seguir estos pasos:

  • Coge una bolsa y asegúrate que no tenga agujeros ni ningún tipo de perforaciones.
  • Introduce el objeto de cuero y añade un puñado de café.
  • Cierra la bolsa de forma que no pueda entrar ni salir el aire.
  • Menea un poco la bolsa para asegurarte de que el café queda repartido por todo el artículo.
  • Pasadas 24 horas, abre la bolsa y saca el objeto de cuero.
  • Después, deja que este se ventile durante unas horas.
  • Transcurrido todo este proceso, desaparecerá tanto el olor a cuero como el olor a café.